La Realidad Virtual está aquí para quedarse. Y más temprano que tarde las empresas irán introduciéndola en sus programas y proyectos de formación y desarrollo de personas. Por su capacidad inmersiva y por la autonomía que ofrece al usuario para realizar su propio recorrido de acuerdo con sus intereses, requiriendo del mismo un rol más activo y que facilita la transformación buscada.

Nos hallamos ante un postespectador, que ya no permanece pasivo ante las imágenes, sino que colabora con ellas. De manera que los procesos mentales se expresan ahora a través del cuerpo, de sus gestos (…). Vistos desde esta perspectiva, absolutamente necesaria, los nuevos medios promocionan nuevas formas de pensar”.

Josep M. Català

Jugando con la realidad, Morrosko Vila-San-Juan

Así que nos encontramos con una postespectador inmerso en una experiencia total, activa, e interactiva. Y física.

NUESTRO PRIMER PROYECTO VR

En Cookie Box estamos desarrollando nuestro primer proyecto de formación y desarrollo basado en contenidos desarrollados mediante Realidad Virtual (VR) 360º. Una producción fascinante de 16 VRLiveCases (4 para cada uno de los 4 tipos de clientes definidos) para intentar recrear el día a día del agente comercial de una entidad bancaria y generar una experiencia que requiera de una interacción adecuada del usuario. De tal manera que, superando las etapas y retos que se le proponen, se sensibilice, transforme su rol como agente comercial y perfeccione sus competencias hacia una venta consultiva adaptada a su nueva realidad. Como siempre, con las motivaciones del usuario en el centro del proyecto.

EL BRIEFING

La entidad bancaria con la que iniciamos esta aventura buscaba la manera de activar comportamientos necesarios para llevar a cabo su estrategia comercial y, específicamente:

  1. Sensibilizar sobre la necesidad y la urgencia de la transformación de su rol para el negocio y las relaciones con el cliente;

  2. Dotar de técnicas y herramientas prácticas y de rápida implementación en su día a día; y

  3. Activar conductas clave que materialicen la nueva estrategia comercial.

Con estos objetivos, definimos una experiencia que combinase atractivo, inmersión, participación, consultoría, visión 360º e impacto en el día a día a través de retos prácticos.

Como siempre, era fundamental que la fusión de la Narrativa con la Consultoría fuese precisa y equilibrada. Que la primera no obviase que estamos ante un proceso de negocio y la segunda, que no perdiese de vista que la función no puede matar el placer de la experiencia.

EL PROYECTO

El proyecto, denominado “Tener vista”, propone la oportunidad de vivir, en primera persona y desde cuatro perspectivas y personajes diferentes, todas las fases del proceso proceso comercial.

La experiencia no sólo sucede en los contenidos creados en Realidad Virtual sino que está integrada y conectada con una App Social y una experiencia online. Los mensajes clave y los conocimientos se diseminan por toda la experiencia, a través de:

  • Minijuegos online

  • Retos offline

  • Aprendizajes descargables

VR 360

A nivel técnico, la aplicación VR 360 específica es compatible con móviles Android e iOS y gafas Cardboard para visualizar e interactuar con el vídeo en 360º, por lo que permite una alta interactividad para resolver las preguntas y retos directamente en Realidad Virtual.

MÉTRICAS

Toda la participación del usuario en la experiencia formativa ofrece multitud de métricas cualitativas y cuantitativas que permiten comprobar que se alcanzan los objetivos.